Fincas piloto

Fleurs locales promueve la restauración de la biodiversidad a través de semillas locales, movilizando a actores de tres países: España, Francia y Portugal. Para asegurar unos resultados realistas, se trabaja a pie de campo, con fincas piloto cuyos propietarios públicos y privados quieren resolver algunos problemas actuales utilizando las semillas nativas: cubiertas vegetales, restauración de ecosistemas, zonas dañadas por incendios, mejora de los servicios ecosistémicos, entre otros.

El fin es entender en este proceso cuáles son las limitaciones actuales y promover cadenas de valor, es decir negocios verdes, que puedan dar respuesta a esos problemas. Puede tratarse de falta de stock de semillas, de falta de multiplicadores, de baja capacitación para su uso, de un contexto legal confuso… Por ello, a partir de métodos comunes de trabajo, cada socio afronta retos locales específicos para sacar conclusiones comunes. En definitiva, los siete socios del proyecto y sus equipos (científicos, técnicos, gerentes de espacio y actores socioeconómicos) unen sus habilidades para constituir mezclas de semillas autóctonas y estructurar cadenas de renaturalización adaptadas al espacio en concreto.


Puedes consultar las actuales fincas piloto en este mapa