Descubre Fleurs Locales

‘Fleurs locales’ propone respuestas concretas frente a la pérdida masiva de la biodiversidad, acelerada por el cambio climático. El objetivo es conseguir poner en valor el uso de las semillas autóctonas y consolidar negocios verdes que sean el centro de una cadena de producción y suministro que recupere suelos degradados y apueste por la biodiversidad. Al final, se trata de estudiar, definir y establecer soluciones basadas en la naturaleza a través de semillas autóctonas que resulten eficaces y rentables en contextos como viñas, agrosistemas y medios naturales Mediterráneos. 

El proyecto une a diferentes actores de tres países España, Francia y Portugal, desde científicos a técnicos medioambientales, gerentes de espacio y actores socioeconómicos, que unen sus habilidades para constituir mezclas de semillas autóctonas y estructurar cadenas de renaturalización adaptadas a la diversidad de las necesidades de los medios del espacio SUDOE.

España, Francia y Portugal trabajan en varios territorios piloto para experimentar con soluciones basadas en la naturaleza con semillas autóctonas que fomenten la biodiversidad. A partir de métodos comunes de trabajo, cada socio implementa cadenas de restauración que responden a retos locales específicos ya sean cubiertas vegetales en viñas, praderas floridas o zonas dañadas por los incendios.

 “Fleurs locales” posibilita que los agentes implicados trabajen en torno a una estrategia territorial común que permita hacer rentables el uso de las semillas autóctonas. Por ello, testará estas soluciones en diferentes pilotos de cada uno de los países y realizará acciones concretas para que sean conocidas y estén disponibles en el mercado. A la vez, incluye un trabajo codo con codo con la administración para dar los pasos necesarios hasta poner las semillas autóctonas en el centro de la cadena de producción y suministro.

Restauración ecológica y biodiversidad

Su complejidad genética y las interacciones con los demás elementos de los ecosistemas y agroecosistemas son algunas de las características básicas que las hacen imprescindibles en los procesos de restauración ecológica y de recuperación de biodiversidad (no solo vegetal) en los agroecosistemas.

En términos prácticos, solo las semillas de especies herbáceas (anuales y vivaces) con origen genético local, caen bajo el concepto de “semillas nativas”, ya que las leñosas (árboles y arbustos), se entienden, al menos bajo la perspectiva de este proyecto, como especies forestales, ya sean autóctonas o alóctonas.